Mitos y Verdades de la Hipnosis

Mitos y Verdades

Mito: Una persona se puede quedar en el trance hipnótico.

Verdad: Ninguna persona se puede quedar en el trance hipnótico ya que, todos los seres humanos de manera natural en algún momento durante el día entramos en un trance hipnótico.

 Mito: El hipnoterapeuta médico hipnotiza a las personas.

Verdad: El paciente se auto hipnotiza y el Doctor Blanco sólo guía al paciente incorporando las herramientas hipnoterapéuticas personalizadas para el logro de las metas del paciente.

 Mito: Nunca he sido hipnotizado.

Verdad: Todas las personas entran en un estado hipnótico como mínimo dos veces al día, antes de conciliar el sueño y una vez despierta antes de salir de la cama. La mayoría de las personas entran en un trance mientras ven películas, manejan su auto o leen un buen libro.

 Mito: El Hipnoterapeuta puede controlar mi mente.

Verdad: Nadie puede controlar su mente a menos que usted lo permita. En ningún momento durante la sesión usted perderá el control de su mente. Si usted escuchara algo que no le agrade o no esté de acuerdo, su subconsciente automáticamente la rechazará.

 Mito: La hipnosis viene de la magia negra o es paranormal.

Verdad: La hipnosis es un estado natural estudiado científicamente y está basada en la investigación clínica.

 Mito: Cuando me hipnoticen perderé la noción de mis alrededores y tampoco recordaré lo qué sucede en la sesión.

Verdad: La mayoría de las personas que han sido hipnotizadas han reportado que experimentan un alto sentido de alerta, enfoque y concentración, que hasta les permite agudizar su sentido auditivo en la sesión.

 Mito: No puedo ser hipnotizado porque mi mente es muy fuerte.

Verdad: Básicamente cualquier individuo puede ser hipnotizado siempre y cuando no pertenezca a cualquiera de los siguientes cuatro grupo de personas:

    • Niños menores de cuatro (4) años.
    • Personas con condiciones mentales severas.
    • Personas bajo la influencia de drogas o alcohol.
    • Personas que sencillamente no están dispuestas a ser hipnotizadas.

 Mito: No me pudieron hipnotizar escuché todo, cada palabra.

Verdad: Un estado de profunda relajación significa que su mente estará relativamente libre de los bombardeos de pensamientos que constantemente nos llegan a través del día. Bajo este estado, su mente podrá dirigirse y enfocarse claramente sin todo ese tráfico de pensamientos distrayéndole como usualmente ocurre. Por consiguiente, escuchará todo y puede o no recordar lo que sucedió en la sesión.

Mito: Un Hipnoterapeuta puede hacer que yo haga cualquier cosa.

Verdad: Con la hipnosis usted tendrá mejor control de su mente y sus acciones. En este estado profundo de relajación su mente percibe que usted controla sus acciones, pensamientos y metas, intensifica su desempeño diario, comienza a pensar positivamente y a experimentar menos dolores físicos y/o ansiedades. El Hipnoterapeuta solamente facilita la sesión para mantenerlo enfocado.

 Mito: La hipnosis no es efectiva para mejorar la salud ni rediseñar mi vida.

Verdad:En el 1958 la Asociación Americana de la Medicina, aprobó la hipnosis como uso médico. La mayoría de los Hospitales en Estados Unidos hoy día comúnmente utilizan la hipnosis para preparar a los pacientes que serán sometidos a una operación o un procedimiento quirúrgico y para ayudarlos a recuperarse rápidamente. De hecho, los mejores Hospitales de Estados Unidos tienen departamentos de medicina integrativa, donde la hipnosis es reconocida y utilizada en conjunto a otros tipos de medicina alternativa como lo es la quiropráctica y el toque sanador (Reiki), para suplementar los procedimientos médicos tradicionales.

 En un estudio de investigación realizado por la American Health Magazine en psicoanálisis, terapias conductuales e hipnosis terapéutica como tratamientos para la salud mental, se reportaron los siguientes resultados:

 

  • Psicoanálisis = 38% de recuperación luego de 600 sesiones.
  • Terapias Conductuales = 73% de recuperación luego de 22 sesiones.
  • Hipnosis = 93% de recuperación luego de 6 sesiones.

 

A continuación varios ejemplos de resultados de investigaciones publicados por diferentes revistas médicas:

 

    • La Hipnosis reduce la ansiedad y el dolor de los pacientes al igual que acorta el tiempo requerido y reduce las complicaciones de una cirugía. (LANSET, 2000).
    • Muchos pacientes de cáncer experimentan náuseas y vómitos antes y después de la quimioterapia. Un estudio realizado a dieciséis (16) pacientes que presentaron estos síntomas, reveló que la hipnosis terapéutica previno los síntomas antes de tomar la quimioterapia en todos ellos. (Oncology, 2000).
    • La Sociedad Americana del Pulmón, auspició a casi tres mil participantes una sesión hipnoterapéutica para cesar de fumar con el propósito de apoyar a estos fumadores a eliminar el hábito. El 22% de todos estos participantes reportó un mes después que cesaron de fumar con tan solo una sesión. (The International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, 2000)..